Servidores fisicos vs servidores en la nube para pymes

Servidores físicos vs servidores en la nube

Un problema que nos llega con cada vez mayor frecuencia a las empresas de mantenimiento informático de Baleares por parte de las pymes, es la disyuntiva entre qué es mejor, contratar servidores físicos en la empresa o pasar definitivamente a servidores en la nube. Se trata de una decisión importante y que además, es difícil de responder. Aunque la “moda” y la tendencia en los últimos tiempos (tal y como reflejan informes como este de la empresa de datos Tableau) es que la migración hacia los servidores Cloud se consolida, no siempre se trata de la opción más apropiada para un negocio. Tanto unos como otros tienen ventajas y desventajas que conviene analizar antes de dar un paso tan importante en la infraestructura tecnológica de una pequeña y mediana empresa.

Ventajas y desventajas de la virtualización de los servidores

Entre las ventajas que cabe destacar a la hora de optar por los servidores en la nube se podrían señalar:

  1. Reducción de costes: En términos muy generales, una empresa puede verse tentada a cambiar sus servidores físicos por servidores en la nube debido al ahorro que puede suponer en los costes. Esto se debe primeramente a que el nivel de eficiencia de los servidores virtuales es mayor, ya que los recursos necesarios (a nivel energético, de refrigeración o en propio espacio físico del centro de datos) para mantener el mismo nivel de actividad son menores.
  2. Automatización y escalabilidad: En principio, los servidores en la nube nos permiten que muchas operaciones se puedan automatizar en función de las necesidades y de los “picos” y “valles” en el flujo de trabajo.
  3. Backups y recuperación: A nivel de realizar las copias de seguridad remotas, es cierto que la mayoría de servidores cloud nos ofrecen un servicio que ya contempla la realización de backups. Aunque eso sí, no tiene por qué ajustarse a lo que exactamente necesita nuestro negocio ya que se trata de un servicio “estándar”.

Por otro lado, es importante destacar las siguientes desventajas de los servidores virtuales frente a los servidores físicos:

  1. Coste inicial elevado: En muchas ocasiones, realizar una migración a los servidores en la nube conlleva un coste muy elevado en comparación con lo que estamos gastando en los servidores físicos. Esto es especialmente relevante en muchas pequeñas y medianas empresas que realmente no salen ganando con la virtualización en términos de coste-beneficio.
  2. Tiempo perdido en aprendizaje: En ciertos casos, el tiempo que necesitarán los profesionales de IT en aprender a trabajar con servidores virtuales puede ser elevado y ello puede suponer perder a su vez dinero y oportunidades, sobre todo si no se optimiza la gestión de los servidores.
  3. Seguridad de los datos: En términos de seguridad, la gestión en servidores cloud está, en cierta manera, fuera de nuestro control, lo que puede conllevar riesgos a nivel de pérdida de datos, hackeos y otro tipo de ataques.

Asesorarnos para tomar una decisión

Al final, es difícil decidir qué es lo que mejor conviene a nuestra pyme. Por ello, nuestra recomendación es que antes de tomar una decisión respecto a cómo montar la infraestructura tecnológica de nuestro negocio, consultemos con una empresa de mantenimiento informático de Baleares de referencia en la instalación y mantenimiento de servidores, como Informática Balear,  puesto que la experiencia con diferentes tipos de empresas a lo largo de los años nos capacita para asesorar en un tema tan complejo e importante como los servidores.

© 2018. Informática Balear, servicios informáticos para su empresa. Todos los derechos reservados. Política de privacidad y Cookies

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso...

Aceptar cookies Más información